Ideas para organizar tu hogar

Organización del hogar

Con el tiempo vamos acumulando pertenencias, por más que intentemos evitarlo. Esto se va convirtiendo en un problema en casa, donde cada vez cuesta más trabajo mantener el orden. El orden es un aspecto fundamental que se debe tener en cuenta a la hora de realizar un proyecto de interiorismo, especialmente si se trata de una vivienda pequeña.

En todas las casas hay “ciertos puntos calientes” que parecen complicados de mantener en orden. Muchas veces se trata de la dificultad del espacio en sí mismo, por su tamaño o configuración, sin embargo, otras veces es por las costumbres, la manera en que guardamos o almacenamos y la cantidad de cosas que se pretende guardar.

Entre otros lugares difíciles de ordenar encontramos las siguientes Zonas de la casa que más cuesta organizar:

La habitación multiusos

Este es un buen ejemplo de esas zonas de la casa que más cuesta organizar.

Esa estancia que utilizamos como despacho, cuarto de juegos, zona de estudio, habitación de invitados o todo a la vez. Son cuartos donde se acumulan cosas y en los que no queda demasiado claro cuál es su función real.

Por muchas razones se convierten en habitaciones con uso inconcreto.

Son las típicas habitaciones que dejamos abierta a varias posibilidades, desde la futura habitación del bebé a la habitación de invitados.

Otras tratamos de que sea el cuarto de juego para los niños y en el futuro el de estudio, pero mientras almacenas todo lo que no cabe en su dormitorio. Otras porque como no tenemos demasiado claro que uso le acabaremos dando compramos un sofá y lo colocamos allí por llenar el espacio. Sofá que acaba lleno de todo tipo de objetos, bolsas, ropa para planchar, etcétera.

La solución es tomar la decisión de qué acción o acciones haremos en ella. No tiene que tener un único uso, pero si que hay que decidir la función principal y las secundarias. Dividimos la habitación en las zonas en las que haremos cada acción. Después, seleccionamos las cosas que pertenezcan a cada una y las organizamos por categorías, por cosas similares o que se necesitan entre sí para hacer algo.

Los cajones de las cosas pequeñas

Dentro de las zonas de la casa que más cuesta organizar están esos cajones donde se guardan las cosas pequeñas. Pueden ser cosas de oficina, de manualidades, de cocina o ropa “pequeña” como la infantil o la interior.

Dentro de un cajón podemos usar accesorios de organización, ya sean contenedores de plástico con compartimentos de distintos tamaños, separadores que se adaptan a la medida del cajón, pequeñas cajas recicladas o accesorios entelados de plástico. Estos elementos nos ayudan a poder tener todos estos pequeños artículos organizados. Claro está que para que se mantengan en orden, lo primero es analizar lo que tenemos y deshacernos de lo que no se usa, está repetido o en malas condiciones.

Una vez visto lo que se tiene y lo que se va a guardar en cada cajón veremos que accesorio puede sernos útil para contener y clasificar cada cosa. Como siempre lo esencial es que la solución sea funcional y nos dé la oportunidad de encontrar lo que se necesita con facilidad.

 

Comparte en tus redes favoritas